MONTECARLO
XV RALLY HISTORICO
30 de Enero al 4 de Febrero de 2012

El verano pasado, medio en  broma medio en serio, Carles Pascual y yo le insinuamos a Joan Lluis la posibilidad de llevar a acabo la asistencia de su participación en el Rally de Montecarlo de vehículos históricos.
Lo que empezó como un simple comentario, fué tomando forma a lo largo del Otoño, y, poco antes de Navidad, ya estaba confirmado que asistiríamos al Rally con la furgoneta como vehículo de asistencia del Porsche 911 del año 1965 pilotado por Joan Lluís y con Jaume como copiloto.
La semana anterior a la salida fué especialmente intensa. Fuimos a ver el  coche, que estaba en el taller para ponerlo a punto, y de paso "chafardear" un poquito y hacer preguntas sobre los problemas mecánicos que nos podríamos encontrar durante el Rally. Hablamos con Jaume sobre los pormenores de la prueba, y del papel nuestro. Preparamos el material que teniamos que llevar, neumáticos de clavos, ruedas de recambio, piezas, faros, herramientas, y, por supuesto, cinta americana, bridas y otro "pequeño material". El viernes toca cargarlo todo,  atarlo bien atado, sobre todo los neumáticos, y preparar todos los detalles, a fin de intentar que no se mueva nada.

Llega el lunes y después de comer, nos ponemos en marcha. Joan Lluis y Jaume están en la Catedral desde las 9 de la mañana para hacer la verificación. La hora de salida es alrededor de las 5 de la tarde y los esperaremos a la altura de Granollers. Al cabo de un rato, aparece el Porsche y iniciamos la marcha en dirección al primer punto de control,  Ripoll. De allí, seguimos hacia Coll d'Ares para entrar en Francia por Prats de Molló y seguir hacia Perpignan. Continuamos hacia Narbonne, para el siguiente control de paso, y vamos hasta Saint Chinian, final del primer tramo. Son alrededor de las 11 de la noche.
Carlos, que está conduciendo, cree haber visto copos de nieve empezando a caer. No le falta razón. Al poco rato, la nieve cubre totalmente la carretera, y, debido a lo pisada que está por los coches y los vehículos de asistencia, se convierte en una pista de patinaje. En una curva en bajada, la furgoneta decide perder la adherencia y roza el gaurdarail con el morro. No ocurre nada importante salvo el consiguiente susto. Unos kilómetros más adelante, nos llama Jaume por teléfono:
J: ¿Donde estáis?
CP: En ruta, detrás vuestro. Vamos más lentos debido al estado de la carretera.
J: Vale. Os esperamos. Ya nos veréis.
Al poco rato, vemos el coche en una cuneta, a la salida de una curva. Joan Lluis a perdido el control y ha derrapado hasta caer de lado en un canal de alrededor de un metro de profundidad. Nos detenemos, y vamos a intentar sacar el coche de la cuneta. Atamos una eslinga a la parte trasera, y tiramos con la furgoneta de él. El coche se encaja más aún en el  canal. Probaremos tirando desde la parte delantera. Al final el coche sale del canal y al ir sin control, golpea la parte trasera de la furgoneta. El impacto es a baja velocidad, pero el coche resulta algo dañado. Un faro torcido, el faldón doblado, pero nada que impida seguir la marcha suponiendo que se ponga en marcha. Arrancamos, pero la dicha dura poco. En una cuesta  a pocos metros, se origina una retención. Los vehículos patinan, un coche de asistencia se ha atravesado en la carretera, y nadie sabe por donde avanzar. Carles baja de la furgoneta y intenta poner orden. Primero ayuda a un vehículo a salir del atolladero, luego a otro, y así sucesivamente hasta despejar un paso en zigzag entre los coches atascados. Pasamos y continuamos viaje, pero la carretera está muy, muy peligrosa. Después de un descenso de pánico, con rampas del 10% totalmente heladas llegamos de nuevo a la carretera principal. Nos vuelve a llamar Jaume, dice que han hecho un trompo impresionante, y que nos paramos a desayunar. Allí deciden llamar a dirección de carrera para comunicar que se saltan el control de Barcelonnette, dado que ya acumulan un retraso importante. Asi que nos dirigmos directamente a Montecarlo.
Llegamos  a Montecarlo pasadas las 2 de la tarde, y, teóricamente, estamos fuera de carrera. Vamos a hacer el ChekIn en el hotel, dejar las bolsas y tomar una cerveza, y planificamos lo que haremos mañana. La idea es descargar los recambios y las ruedas y irnos los cuatro con la furgoneta a seguir algun tramo, para pasar el rato  y aprovechar los hoteles, que ya están reservados. A las nueve de la noche, estamos casi durmiendo. De nuevo suena el teléfono. Jaume nos dice que vuelven a estar en carrera, ya que han anulado el tramo de concentración debido a la debacle que se ha montado con la nevada. Asi que el miércoles, a madrugar.

El día amanece soleado, pero hace un frío tremendo. Vamos hasta el parque cerrado, no sin perdernos dos o tres veces por las calles de Montecarlo, para hablar con Jaume y coordinar el tema. Quedamos en una gasolinera, a la salida de Niza, para repostar y cambiar los neumáticos del Porsche. Más vale montar las ruedas de clavos, por que seguro que vamos a "pillar" hielo. En poco más de 10 minutos, le cambiamos las cuatro ruedas al coche. (Lo que hace un buen gato). Ellos continuan su ruta y Carles y yo recogemos los bártulos, volvemos a atar las ruedas, esta vez de otra manera, a ver si no se mueven, y nos vamos a hacer un buen desayuno. Menos mal. Habíamos quedado en volver a vernos en un cruce de carreteras llamado Quatre Chemins, al final del primer tramo cronometrado, cerca de Saint Vallier de Thiey. Cerca es un decir. La carretera está cortada en varios tramos por la nieve, y cuando llegamos a Saint Vallier, la carretera que debemos coger para llegar al cruce, está cerrada.
Vemos a un coche que aparta la valla y se mete, y nosotros hacemos lo mismo. Poco más adelante, el coche se detiene por la nieve, y nosotros proseguimos. Cuando llegamos al punto de encuentro, ya han pasado todos lo coches, asi que enfilamos hacia el siguiente control, en Tallard, con la esperanza de poder recortar en algun tramo, por si necesitan algo. De Tallard, enfilamos ya hacia Valence, con  la esperanza de que no tengamos que retroceder por ninguna causa, y nos paramos en un super a comprar provisiones para que mañana no nos quedemos sin comer, como hoy. Llegamos Valence, dejamos las bolsas en el hotel y vamos hacia el parque cerrado para ver como va el tema, pero volvemos al hotel antes de que lleguen, para ir pidiendo la cena. Cierran cocina a las 22:30 horas, y no hacen exccepciones. Joan Lluis y Jaume llegan justo a tiempo, cuando ya ibamos a pedirles la cena nosotros, aunque se la tuvieran que comer fría. Al final, cenamos los cuatro tanquilamente, hablamos de las incidencias del día, del buen resultado que han obtenido en el ZR2 (han conseguido el cuarto puesto) y planificamos la ruta de mañana, a ver si lo hacemos un poco mejor y llegamos a los puntos de encuentro antes que ellos.

El jueves, se acabó el sol. Hace un frío terrible cuando vamos hasta el parque cerrado para revisar el coche, añadirle un poquillo de aceite (esos cacharros clásicos...) y ponerlo en marcha. Carles y yo salimos antes que ellos en dirección a Saint Agréve, primer punto de encuentro del día. Llegamos a media mañana, nos hacemos unos bocadillos con lo que compramos ayer, y nos preparamos para esperar que lleguen los participantes. A la una del mediodia, estamos a 9 grados bajo cero. No nos atrevemos a bajar de la furgo ni para ir al lavabo. A las tres de la tarde llegan con tiempo suficiente para descansar un poquillo, tomar un cafe calentito en la carpa de la organización, repostar el coche con los jerrycans y al poco, tomar de nuevo la salida. Nosotros volvemos hacia atrtás, para ir a la gasolinera, y volver a Valence, parando antes en Tournon, en donde tienen el último control de paso del día.

En Tournon, también hace frío. -3º a las 7 de la tarde y con viento. Llegamos al hotel poco después, esta vez con tiempo de sobras para cenar y descansar tranquilamente.

Hoy viernes la etapa es algo más corta.El trayecto entre Valence y Monaco es bastante recto, por lo que no podremos "dormirnos". El primer punto de encuentro es en Laragne-Monteglin. No tienen ninguna incidencia en el coche, asi que acordamos que, si no hay ninguna cosa especial, nos veremos en La Turbie, a la entrada de Monaco, para repostar, revisar y, si hace falta, hacer alguna chapucilla y dejar el coche a punto para salir a la noche, en la etapa "reina". De nuevo, al acercarnos a Niza, encontramos nieve a punta de pala en la carretera. Durante varios kilómetros vamos detrás de las máquinas quitanieves, y avanzamos muy lentamente. Hoy los bocatas nos los tenemos que hacer en marcha. Cuando llegamos a La Turbie, ya hace un buen rato que nos están esperando. Menos mal que iban sobrados de tiempo para entrar en Montecarlo a su hora.
De nuevo al hotel, a cenar un poquillo, y alrededor de las 11 de la noche, otra vez en marcha. Buscamos un punto de "cruce" y nos dirigimos hacia Le Chaudan, una vez acabado el tramo del Tournefort (conocido más como el Turini). Para no perder la costumbre, nos hacemos un pequeño lío con el mapa y el navegador, y acabamos saliendo de Niza por una carreterilla infernal, parecida a las carreteras escocesas. Al fin llegamos a Le Chaudan. Al cabo de un rato de espera, de nuevo con un buen frío, llegan hasta nuestra posición. Todo va bien, los tramos cronometrados están en muy mal estado por el hielo, pero siguen en marcha. Volvemos hacia Montecarlo, mientras ellos se dirigen al siguiente tramo cronometrado. En Montecarlo, tenemos que esperarlos un ratillo. Cuando llegan, a las 4 de la madrugada, vamos a celebrar que se ha acabado la odisea a un bar cercano. "Nada caliente" nos dice el camarero... O sea, una cerveza y al hotel a dormir. Con lo bien que nos habria ido un chocolate o un café con leche...

El sábado, como no, llegó la hora de despedirnos. Antes volvimos a preparar el coche para la vuelta a casa, ya que ellos se quedaban a la Cena de Gala, y volvían el domingo. La vuelta ya fue toda por autopista, ya que teníamos gana sde llegar a casa, descansar, y poder comentar y explicar las peripecias del viaje. Y, si puede ser, ¡hasta el año que viene!

Enlaces a las rutas y datos del Rallye:
Lunes noche
Martes madrugada
Martes mañana
Martes mediodia
Miercoles mañana
Miercoles mediodia
Miercoles tarde
Jueves mañana
Jueves tarde
Viernes mañana
Viernes tarde
Viernes noche

Clasificaciones

Galería de fotos